Inicio > Asturies > Cellebrando la Declaración de Soberanía asturiana
AsturiesPortada

Cellebrando la Declaración de Soberanía asturiana

Intervención de Llucía Fernández en Tarna, con motivu del actu d’homenaxe al Conseyu d’Asturies y Llión por mor de la so Declaración de Soberanía, cola que s’independizaba dafechu de la República Española

 

Va 82 años, ante l’avance camín d’Asturies del exércitu facista español, alemán ya italianu, que venía victoriosu d’arrasar una Euskadi que se rindió y una Santander que tampoco peleó, el Conseyu Interprovincial d’Asturies y Llión, organismu responsable del gobiernu de los territorios d’Asturies y Llión, con Belarmino Tomás al frente, decide declarase soberanu, desvenceyándose de la república española, que de magar entós nos vio comu l’enemigu, y declarando de fechu una república asturiana.

El conseyu Soberanu d’Asturies y Lleón nun ñació como un organismu temporal de defensa, sinón que tenía un envís revolucionariu pal qu’organizaron en tiempu record toa una cadarma d’estáu, con moneda, sellos propios, buscando la reconocencia internacional y por supuestu, con un exércitu.

Un exércitu piqueñu, si lu comparamos colo que se nos venía enriba, un exércitu d’homes y muyeres de toa Asturies qu’aportaron equí, a les trincheres que visteis esta mañana, escavaes na mesma roca, y consiguió detener colos sos escasos medios al exércitu facista, escribiendo entós una de les hestories mas brillantes de resistencia d’un pueblu escontra l’invasor y escontra’l colonialismu, nuna amuesa de valor que pudo camudar el cursu la hestoria pero que la gran mayoría de los asturianos y llioneses desconocen dafechu.

Esti envis revolucionariu y la so intención de durabilidà desplica la refuga por parte de la República Española. La República española, nun lo escaezamos, abandonó a Asturies a la so suerte, negando el sofitu imprescindible pa vencer y recibiendo con aliviu esplícitu la derrota del Conseyu Soberanu por parte del exércitu facista.

Cuando la República española s’entero de qu’Asturies cayere a manes del exércitu facista, en cuentes de sentilo nun escondió’l so aliviu, dedicando a Belarmino y al Conseyu durísimes pallabres. La República Española prefirió una España facista qu’una Asturies llibre.

Faciendo un brutal saltu nel tiempu dica’l presente, el demógrafu, doctor en Xeografía y exrector de la Universidá Complutense Rafael Puyol decía estos díis que, de siguir asina, pal 2400 Asturies desapaecería. Falaba concretamente de la despoblación, d’esti llentu xenocidiu anunciáu que carecemos, pero igual podía falar del desaniciu de la industria, del campu, del texíu socioeconómicu enteru d’esti país, un desaniciu que nun considero casual.

Asturies carez  d’un sistema políticu ayenu, impuestu tres de la mal llamada transición,  que nin los asturianos nin los llioneses -a diferencia d’otros pueblos del estáu-  tuviemos la posibilidá de votar. Los partios que mos gobiernen nun son otros que los heriederos de los dos bandos que, va 82 años, cuando nos declaremos soberanos, se posicionaron a la nuesa escontra: los facistes y los repúblicanos españoles. Nun vendrán d’ellos les soluciones.

Si Asturies se pon en pie nun sedrá dientro’l marcu impuestu dende Madrí, esi estatutu descontestualizáu históricamente y sociolóxicamente ayenu a la sociedá asturiana que nos condergó a la situación de colonialismu que carecemos anguañu y na que tan a gusto tan esos partíos títeres de Madrí, avergoñaos d’Asturies y de la so hestoria, ensin más proyeutu qu’obedecer a lo que-yos manden y repartise les migayes del panchón.  Si Asturise alza la tiesta sedrá dientro d’una República Asturiana, soberana, comu’l conseyu que reivindicamos como referencia hestórica del nuesu pasáu democráticu y la cabera institución democrática escoyida libremente polos asturianos.

Somos los nietos y bisnietos d’aquellos homes y muyeres qye subíen a les trincheres, y como ellos tamién tenemos un proyeutu de recostruición nacional y social, y como ellos, sabremos tar al altor de les circustancies y avanzar nesa República Asturiana, heriedera d’aquel conseyu, que seya garantía de democracia, de respetu a los drechos individuales y colleutivos, y l’apueste de futuru d’esti país d’homes y muyeres llibres, d’un pueblu soberanu del que formamos parte y qu’alita ente nós”

 

One thought on “Cellebrando la Declaración de Soberanía asturiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *