Inicio > Asturies > Campaña en Change.org pidiendo la revocación d’honores a Areces
AsturiesPortada

Campaña en Change.org pidiendo la revocación d’honores a Areces

Arriendes de la solicitú formal al «Principado» y al Ayuntamientu Xixón de retirada de los honores a Vicente Álvarez Areces tres conocese la sentencia del Tribunal Supremu, Andecha Astur abrió una cuenta en change.org con esa petición.

FIRMA EN CHANGE POLA REVOCACIÓN D’HONORES A ARECES!!

Conocía la falta de mecanismos y sensibilidá democrática del «Principado» y del Ayuntamientu Xixón, y la conivencia de tolos grupos con representación nos mesmos (PSOE, Podemos, IU, PP, Cs. Foro y Vox) a la hora de tapecer los chamullos del que fuere espresidente del «Principado», y desconfiando mui muncho que lleguen siquiera a tramitar les propuestes presentaes por Andecha Astur, decidió abrir en Change.org una petición pa que tola xente pueda collaborar en denunciar a quien según la sentencia del Tribunal Supremu, fo’l responsable políticu de la corrución sistémica nel «Principado» demientres los años del so mandatu, retirándose-y en consecuencia los honores recibíos a entítulu póstumu tanto pol «Principado» como pol Ayuntamientu Xixón.

Andecha Astur fai un llamamientu al conxuntu de la sociedá asturiana pa que s’implique nesta petición y nun permita que quien vien a ser declaráu responsable de la corrución exercía nel «Principado» demientres el so mandatu, siga gociando d’unos reconocimientos públicos que representen un insultu al conxuntu de la sociedá asturiana, y una amuesa del grau de complicidá de tolos grupos con representación tanto nel «Principado» como nel Ayuntamientu Xixón, qu’una vegada afitada la so responsabilidá por sentencia del Tribunal Supremu, quien faer oyíos sordos non solo a dicha sentencia, sinon tamién a les propuestes presentaes por Andecha Astur.

 

One thought on “Campaña en Change.org pidiendo la revocación d’honores a Areces

  1. Xosé

    Llegó a alcalde en una asamblea, ilegal, el juez la hecho abajo, dos años tardó la sentencia, ya era un divo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *